Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega a Haití el buque hospital de EEUU

El buque hospital estadounidense Comfort, dotado con 600 médicos y un millar de camas de hospital, llegó este miércoles a las costas de Haití y de inmediato recibió sus primeros pacientes, un niño de seis años y un joven de 20, cuyas vidas corrían peligro.
Según fuentes del Comando Sur, el niño, que tenía la pelvis aplastada, con perforación en la vejiga y la uretra, y el joven, con el cráneo roto y posiblemente una cervical quebrada, fueron trasladados en helicóptero del buque Vinson al Comfort, que cuenta con varios quirófanos bien dotados y unidad de cuidados intensivos. Al llegar, recibieron de inmediato la atención de los médicos del Comfort que, según narraron en Twitter,
estaban ansiosos por comenzar a prestar ayuda al país caribeño, asolado por un terremoto. "Hemos oído que nuestros pacientes están ya de camino. La tripulación está preparada. Cada uno está en su puesto preparado para dar la mejor atención posible a Haití", comentaba la tripulación en esta red social. El Comfort es una gran nave de 272 metros de eslora, con un desplazamiento de casi 65.000 toneladas, y capaz de prestar una atención médica similar a la de un hospital tradicional.
Dotado con doce quirófanos, 600 camas para pacientes con heridas que no revisten gravedad, 400 para graves y 60 camas de cuidados intensivos, el buque -que ha tardado varios días en llegar a Haití- está considerado una pieza vital en el socorro humanitario ofrecido por EE.UU. al país antillano. Tanto el niño como el joven habían recibido ya atención médica en el Carl Vinson, pero dado que sus instalaciones médicas son mas limitadas y la gravedad de los pacientes, se decidió trasladarlos de inmediato al Comfort.
El traslado se produjo en torno a las 15.30 GMT. El niño estaba consciente y podía hablar, situación diferente a la del joven, que tiene un tubo en la garganta y que fue sometido de inmediato a rayos X ante el temor de que tenga una hemorragia interna en el cráneo. Uno de los cirujanos pediátricos a bordo de Comfort, el comandante William Todd, explicó que el niño, que fue operado a bordo del Vinson hace dos días, podía mover las caderas y aparentemente la cirugía no había tenido complicaciones.
"Es un niño muy fuerte. Tiene dolores debido a la cirugía a la que se le sometió", comentó Otro doctor, el comandante Shawn Safford, dijo que el niño desconoce el paradero de sus padres y de su hermano. "Estaba asustado, y me cogía con fuerza la mano. A veces, cogerle la mano a un niño es la mejor medicina". Safford se refirió también a la situación del joven, del que dijo que estaba despierto y "alerta", aunque con fiebre. "Le tendremos bajo observación unos días para asegurarnos de que todo va bien", indicó.