Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llevo tu nombre tatuado

Hace mucho que dejó de resultar extraño tener un tatuaje decorando el cuerpo. Más aún que dejó de asociarse a presidiarios y a marineros enamorados de sirenas. Hoy en día son cada vez más los hombres y mujeres, de todas las edades, que se apuntan a la moda de los 'tatoos'.
Del 13 al 15 de junio se ha celebrado en el Expo Hotel de Valencia la VIII Convención de Tatuajes, organizada por Tatoo Crew.
Más de 150 expositores, nuevos productos, tintas, máquinas, y tatuajes de todos los estilos: Motivos japoneses, tribales, letras chinas, dibujos en blanco y negro, sombreados, tétricos... Dicen que el estilo que se elige dice mucho de uno mismo.   
Hay quienes han optado por pequeños dibujos camuflados por la piel, reflejo de aficiones, o nombres de personas amadas. También están los que no dejan ni un milímetro de su cuerpo libre de pigmentos. 
Para todas las demandas, los mejores diseñadores con lo último en 'tatoos'.
Pocos participantes neófitos, la mayoría ya vienen con tatuajes de casa: piernas, brazos, cuello, espalda, pecho y otras partes más resguardadas.
Aunque siempre hay alguno dispuesto a experimentar aquí su primera vez, y que entre nervios, aún está decidiendo el dibujo, el tamaño o el lugar.
Hay países en los que, cuanto más tatuado se tiene el cuerpo, más se le respeta. La Polinesia es el lugar del mundo con mayor tradición tatuadora. Hasta 4.000 euros puede costar un tatuaje pero también los hay a precios más asequibles. Según dicen, quien lo prueba, repite. PGD