Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid: Castella, primera Puerta Grande de San Isidro

Castella cortó la primera oreja al segundo toro de la corrida, un astado que humilló y transmitió pero que se rajó demasiado pronto. El francés basó su trasteo sobre la mano derecha y consiguió una serie de muletazos que hicieron rugir al público. Tras una certera estocada, paseó la primera oreja. El quinto fue un toro de buena condición, que humilló en la muleta y que tuvo un buen pitón derecho, sitio por donde el torero de Beziers basó su trasteo. Por el izquierdo pareció más incierto, pues se quedaba más corto. Sin embargo los grandes momentos logrados con la mano derecha fue suficiente para que la gente pidiera mayoritariamente la oreja.
Alejandro Talavante no se ha encontrado cómodo en ningún momento. El tercero fue un toro noble pero la labor del extremeño no consiguió levantar vuelo, siendo recibida con cierta frialdad por parte del respetable. Lo mismo sucedió con el sexto, deslucido. Talavante ha estado mucho tiempo delante de la cara del toro pero sin resolver. Por su parte, Morante de la Puebla se estrelló ante el peor lote del encierro, con el que ha mostrado su disposición y ganas antes de verse obligado a ir a por la espada antes de tiempo.
Plaza de toros de Las Ventas. Octava corrida de la Feria de San Isidro. Lleno. Seis toros de Garcigrande, mansos y de distinto juego. Fueron nobles y manejables el segundo, tercero y quinto. Peores el primero, cuarto y sexto. Morante de la Puebla, silencio y silencio; Sebastián Castella, oreja tras aviso y oreja tras aviso y Alejandro Talavante, silencio y silencio. Se desmonteró Curro Molina tras pareal al quinto y sobresalió Tulio Salguero tras picar al sexto. Herido el subalterno Rafael Cuesta