Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid cuenta a los sin techo

Hombre, soltero, de 40 a 47 años, desempleado que un día tuvo un hogar propio. El Ayuntamiento de Madrid describe con estadísticas el perfil de los sin techo. También los han contado ; 1700 personas sin hogar sobreviven en la capital de España según el último cómputo nocturno.
Dejando a un lado los números, los reporteros de Informativos Telecinco han salido a la calle a buscar a los protagonistas de este censo.
 
Paco Ortega, de 56 años, ha vivido 17 años en la Puerta de Panaderos de La Plaza Mayor de Madrid. En su "otra" vida era empresario y asesor financiero, gestionó una fábrica de muebles hasta que las deudas se comieron sus ingresos y su moral. Después llegó el alcohol y pronto la soledad.
 
El 12% de las personas sin hogar tienen estudios universitarios y el 43% residían en una vivienda habitual, tenían una vida corriente.
 
Chema cayó en picado porque se enganchó a las drogas; Felipe; marino mercante de profesión, se enredó en la maraña de la depresión cuando su mujer murió de forma inesperada.
 
La otra cara de la calle mira hacia perfiles extranjeros. El 53% de los usuarios de albergues son inmigrantes, sin papeles y sin trabajo. A diferencia de los españoles, entran y salen de esta situación dependiendo de los ingresos que logren percibir con trabajos esporádicos. Los españoles, sin techo, sufren una degradación mayor y es más difícil su recuperación. Paco, Chema y Felipe, luchan con ayuda de la Fundación RAIS, por recuperar su vida y volver a la rutina de la normalidad.