Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La bailarina María de Ávila, Premio Max de Honor 2014

La bailarina María de Ávila ha sido galardonada con el Premio Max de Honor 2014 por ser una figura clave en la historia de la danza. El galardón ha sido otorgado coincidiendo con el Día Internacional de la Danza y con el 60º aniversario de la apertura del Estudio de Danza María de Ávila.
La decisión de conceder el galardón a la 'maestra' de la danza fue adoptada por la Fundación SGAE a principios de año antes del fallecimiento de María de Ávila. Su hija, Lola de Ávila, recibirá el premio el próximo 26 de mayo dentro de la ceremonia de entrega de la XVII edición de los Premios Max de las Artes Escénicas que se celebrará en el Teatro Circo Price de Madrid.
En los años anteriores el galardón ha recaído en Ana Diosdado; Julia Gutiérrez Caba; José Monleón; Josep Maria Benet i Jornet; Miguel Narros; Víctor Ullate, entre otros.
Según Lola de Ávila, el 'Max de Honor' es un premio que a su madre "le hubiera emocionado" y ha destacado "la tenacidad, la generosidad y el mucho amor por la profesión" demostrado por la galardonada. "La danza en España es María de Ávila", ha declarado Lola de Ávila.
BIOGRAFÍA
María Dolores Gómez de Ávila nació en Barcelona el 10 de abril de 1920 y falleció el pasado 27 de febrero, a los 93 años, en Zaragoza, donde residía desde hacía más de medio siglo. Fue allí donde en 1954 fundó la academia que lleva su nombre y que hoy dirige su hija, Lola de Ávila.
En ella se ha formado un gran número de profesionales de la danza española como Víctor Ullate, Carmen Roche, Ana Laguna, María Jesús Guerrero, Arantxa Argüelles, Amaya Iglesias o Trinidad Sevillano, que luego se han convertido en reconocidas figuras internacionales.
La bailarina comenzó sus estudios de danza clásica y española a los diez años de la mano de la profesora y coreógrafa del Liceu de Barcelona Pauleta Pamiés. La joven entró pronto a formar parte del prestigioso Ballet del Liceu, en el que al poco tiempo ya era primera bailarina.
Posteriormente (1951-52) fue Bailarina Estrella de la Compañía Española de Ballets y de Los Ballets de Barcelona, así como en el Instituto del Teatro de la Diputación de Barcelona, donde fue profesora de danza. Aunque fueron años de gran actividad profesional, sin embargo María de Ávila no interpretó sus montajes en el extranjero debido a los tiempos convulsos y de guerras.
En 1983, María de Ávila asumió la dirección artística de las dos compañías de danza, amparadas por el Ministerio de Cultura (INAEM): el Ballet Nacional de España y el Ballet Clásico Nacional (hoy Compañía Nacional de Danza), donde hasta agosto de 1986 se encargó de sistematizar el trabajo interno del ballet, así como de abrir las puertas a coreografías como las de George Balanchine y Anthony Tudor.
Algunos de los galardones que la bailarina ha recibido a lo largo de su trayectoria han sido el Premio Santa Isabel (1965), concedido por la Diputación de Zaragoza; el Premio San Jorge (1974); la Medalla de Oro de la ciudad de Zaragoza (1982); la de las Bellas Artes del Ministerio de Cultura (1989); la de Oro del Círculo de Bellas Artes, junto a Alicia Alonso (1998), y la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo (2007). Fue elegida también miembro del Consejo de la Institución 'Fernando el Católico' de la Diputación de Zaragoza.