Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marín Quemada confía en que Bruselas corrija la retirada de competencias que sufrió la CNMC

El presidente del regulador, partidario de evitar un marco normativo "petrificado" en el impulso a las renovables
El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha mostrado su confianza en que la Unión Europea corrija la retirada de competencias por el Gobierno que sufrió el organismos hace unos meses.
En su participación en el 13 Encuentro del Sector Energético organizado por el IESE y Deloitte, Marín Quemada ha asegurado que espera que "algunas anomalías que están en mente de todos, como retiradas de competencias de la CNMC, se reconduzcan a lo largo de los próximos meses". "Quizás de la mano de Bruselas", añadió al respecto.
En los últimos tiempos, la CNMC ha acusado al Gobierno de retirar varias competencias al organismo que son propias del regulador, entre ellas alguna referente a los peajes eléctricos, y que han provocado diversos expedientes de Bruselas.
A este respecto, Marín Quemada defendió como pilares "básicos" de un organismo regulador "el rigor, la transparencia y la independencia". "La acción política, que es complejísima de desarrollar, se adapta a las exigencias políticas, mientras que la acción del regulador se tiene que adaptar a las exigencias del ciudadano, el bienestar general", dijo.
Por otra parte, el presidente de la CNMC se mostró partidario de evitar un marco normativo "petrificado" si se quiere impulsar el desarrollo de las energías limpias. "Creo que en ese entorno tan cambiante y que varía tan rápido petrificar un marco normativo es algo que no nos podemos permitir. Debemos tener todos nítidos hacia donde vamos, pero también necesitamos ser flexibles en la estrategia", destacó.
De esta manera, advirtió de que "las rigideces pueden salir muy caras" y se debe tratar de evitar "aplicar una regulación de ayer a esa realidad de mañana cuando nuestro entorno haya cambiado".
Además, subrayó que esa "petrificación" normativa no suele ser equilibrada y tiende a mantener el 'statu quo', "que tiende a ser caduco, por mucho que beneficie a algunos y perjudique a la mayoría.
Marín Quemada también aseguró que el incremento del uso de energías limpias va a generar "grandes oportunidades" para la UE y España, aunque también conllevará "grandes desafíos".
Por ello, subrayó que el marco regulatorio también debe adaptarse a esos "nuevos desafíos que nos van a rodear, aunque no sepamos cómo y cúando".