Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Massa vuelve al triunfo en Bahrein

Las sombras que acosaban a Massa desparecieron bajo el implacable sol del Golfo Pérsico. Necesitaba una victoria y la logró. Fue el mejor durante todo el fin de semana, y sólo una rebeldía de Kubica en la clasificación le quitó la 'pole'. Recuperó 'su' primera plaza en la salida y no la soltó hasta el final, acosado primero y escudado después por Raikkonen.
El brasileño reconoció, nada más acabar, la necesidad que tenía. "Sabéis que he pasado unas semanas muy malas". Ferrari también sabe que tiene un piloto capaz de lo mejor y de lo peor a los mandos. Hubo que esperar ocho carrereras, desde Turquía 2007, y tras dos abandonos en éste, a que llegara la alegría. Con sus primeros 10 puntos en el campeonato cierra su mal inicio.
Raikkonen, convertido en jeque finlandés, fiel a su estilo, constante en sus vueltas acabó segundo en el abrupto trazado de Sakhir y se coloca líder del mundial por delante de Hamilton.
El inglés cometió otro error en el circuito que le vio nacer. Aquí se puso líder por primera vez y aquí mostró su peor cara. Se quedó clavado en la salida y perdió más de diez puestos. Buscó recuperar su sitio a la desesperada y embistió a Alonso. El español no quiso buscarle dobles sentidos, dijo que iba más rápido y le dio por detrás. Hamilton, perdido en el desierto, inició su peregrinaje desde la la 20ª posición y acabó 13º. Alonso, por su parte, quedó con el alerón dañado, mordido, que le aportó más 'ayuda' a su maltrecho coche.
Peleó en su liga con Glock y Webber, a los que no pudo superar, y acabó acosado por Barrichello. Sigue con sus clases de supervivencia, de la selva de Sepang al desierto de Bahrein, hoy sin recompensa a tal sufrimiento. Amargo décimo puesto que hace más cruda su realidad al quedarse sin puntos. Renault dijo que en Montmeló, en el próximo Gran Premio, se vería un coche mejor, pero el rendimiento actual no augura nada bueno.
Bienvenida a BMW
El equipo alemán confirmó su alternativa. Ya están en la elite al comprobarse que su motor rinde y que sus pilotos lo aprovechan. Kubica y Heidfeld acabaron por delante de los McLaren y el polaco demostró su cualidades en la pista a pesar de perder la primera plaza con la que partía. De nuevo podio para el piloto bendecido por el Papa. Heidfeld ganó dos posiciones y acabó sexto. Dos buenos resultados que hacen de BMW el líder del mundial de constructores.
Por detrás, Kovalainen salvó la honra de su escudería con el quinto puesto a años luz de los cuatro de cabeza. Trulli también apareció y logró un meritorio sexta posción. En Toyota vuelve a sentirse feliz en la conducción y apunta a la regularidad con su cuarto puesto en Malasia y su sexto en Bahrein.
Ahora llega otra semana de parón que le valdrán a las escuderías para huir del calor extremo y ponerlos a punto para Europa. El 27 de abril el mundial llega a España.