Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Mete una iglesia en el ojo de una aguja!

El escultor Willian Wigan, conocido por realizar micro esculturas de personajes famosos, fue retado por su novia a hacer una escultura de una iglesia y su entorno en un grano de arena. Aunque parezca imposible, lo consiguió, tal y como muestra la imagen en la que se puede ver cómo su trabajo cabe en el ojo de una aguja de coser. La iglesia en la que se inspiró es la de San Bartolomé, ubicada en Gloucester (Inglaterra). Lo que utiliza para sus trabajos es un rudimentario pedazo de vidrio adaptado a una aguja y para pintar una pestaña extraída de uno de sus parpados. Foto: SWNS