Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miguel Ángel Perera: "Intento siempre mantener mi toreo de quietud"

El diestro Miguel Ángel Perera ha visitado La Mirada Crítica.telecinco.es
Frente a las voces más críticas con el toreo, el diestro Miguel Ángel Perera ha dicho que "el fin del toro bravo es la muerte en la plaza y que hay que respetar el toreo en su integridad". 
No ha querido entrar demasiado en la polémica que suscitan los antitaurinos, pero sí ha sentenciado que "el toreo es un espectáculo al que la gente va libremente y se gasta el dinero porque quiere". "Forma parte de nuestra cultura" y mientras haya ganaderías y toreros importantes se mantendrá", ha asegurado.
"El mundo del toro y la fiesta sigue tan viva o más que siempre", ha dicho. El diestro asegura que "hay cierta inercia y que a pesar de la crisis se mantiene la asistencia del público".
Perera ha reconocido que la pasada temporada fue muy importante para obtener el reconocimiento de "todos". De la grave cogida en Las Ventas ha dicho con un paso atrás el toro no me hubiera cogido, yo era consciente que con ese toro me podía pasar lo que me pasó".
Ha defendido el toreo de quietud y ha explicado que aunque hay un instinto de conservación, "intento dar siempre el paso hacia delante y mantener mi toreo de quietud". "Uno siempre confía en que el toro va a obedecer al paso de la muleta".
Ha asegurado que "un toreo en activo no piensa en el día de mañana, sino en que se le reconozca en el presente". Por eso ha dicho que sale a la plaza "a vivir y disfrutar..."
Sin embargo, ha puntualizado que "es verdad que de un tiempo a esta parte a todos los que nos basamos en la quietud, nos asemejan al referente de hoy que es José Tomás"
Sobre el diestro de Galapagar ha dicho que no lo tiene todo ganado. "Antes de retirarse ya demostró su valía", ha puntualizado para añadir que "cada torero tiene un camino distinto". "Yo llego al sitio que me he marcado por méritos propios".
Preguntado por la polémica que hubo con la medalla de las artes, tras obtenerla Fran River, ha dicho que si se la concedieran no la devolvería.