Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miley Cyrus: 'Quiero matar a Justin Bieber'

Miley Cyrus acabó desesperada a altas horas de la madrugada tras recibir numerosas llamadas a su teléfono móvil. Cuando descubrió que quien se encontraba al otro lado del teléfono era el joven cantante Justin Bieber, Cyrus manifestó sus ganas de "matarlo".
La propia Miley contó la historia entre risas en el programa de televisión de la BBC 'The Graham Norton Show'. Reveló como las llamadas insistentes del cantante de 16 años durante su estancia en Londres le hicieron perder la paciencia.
"Me estuvo haciendo llamadas perdidas sobre las tres de la mañana sin darse cuenta de la diferencia horaria".
Lo que incrementó la desesperación de la antigua Hanna Montana era el no saber quien era el autor de las llamadas. "Pensé que era alguien que había conseguido mi número".
Aunque trató de guardar la compostura, pensando que se trataría de un niño con ganas de bromear, Miley finalmente descolgó el teléfono exclamando "¡Son las tres de la mañana!". Como respuesta recibió un mensaje diciendo "'Jajaja'. Soy Bieber. Llámame".
Cuando descubrió que el culpable de quitarle el sueño era el intérprete de 'Baby', la actriz y cantante inmediatamente pensó "Oh, Dios mío, voy a matar a este chico". "Mi hermana pequeña le adora, pero yo le voy a matar", afirmó ante las risas del público.
A pesar de este incidente, Miley Cyrus, quien actuó el pasado domingo en Rock in Rio Madrid, ha manifestado en público su admiración por Justin Bieber y ha podido verse a ambos artistas juntos en varias pcasiones, algo que desató los rumores acerca de una posible relación entre ellos. Bieber tuvo que salir al paso de estas informaciones hace unas semanas en el programa de Ellen DeGerneres, donde la presentadora trató de saber si existía algo más que una amistad entre los cantantes.