Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miranda Kerr vuelve a posar increiblemente sexy para la revista 'GQ'

La última vez que Miranda Kerr posó para la revista GQ un banquero australiano estuvo a punto de perder su puesto de trabajo. Por su bien, esperemos que esta vez no se repita la misma historia ya que la modelo ha vuelto a aparecer ligerita de ropa en la misma revista, que saldrá a la venta el próximo mes de junio. 
David Kiely fue despedido después de que las cámaras de televisión, que grababan una entrevista a uno de sus compañeros, captasen toda una secuencia en la que aparecía el banquero mirando unas fotos de Miranda Kerr casi desnuda en la pantalla de su ordenador.
El hombre no se dio cuenta de que estaba entrando en el plano y su pantalla estaba siendo vista por todos los espectadores del país mientras él, ajeno a todo, se deleitaba con las curvas de la modelo australiana.
Inmediatamente después de la emisión de la entrevista por el Canal 7 el banquero fue despedido. Las imágenes dieron la vuelta al mundo a través de internet y, por suerte para David, una web se solidarizó con él y consiguieron que finalmente no le echaran a la calle.
A todo esto, Miranda Kerr se vio implicada, sin quererlo, en la campaña que pretendía devolverle el puesto de trabajo a David Kiely.
"Se organizó un lío tremendo", confesó la guapísima modelo a la revista GQ. "Yo no me ofendí. Sólo lo sentí por el pobre hombre", admitió.
"Me pregunto si se volverá a meter en líos si le mandamos la portada del próximo número", dijo Miranda bromeando. "Deberíamos enviarle una portada firmada y así puede leer la revista en casa en vez de en el trabajo", añadió.