Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mónica Naranjo: "Me flipa cómo reacciona el público con mi música"

Mónica Naranjo está en plena cuenta atrás para el lanzamiento de Lubna, su esperado nuevo álbum de 17 canciones, que llegará oficialmente el próximo 29 de enero después de más de siete años trabajando en el más absoluto secretismo.
"Ha sido un proceso muy delicado y muy bonito, con una responsabilidad tremenda. Cuando tienes tantos artistas bajo tu batuta, eso desborda a cualquiera, es normal. Después vas viendo que las cosas fluyen y es porque tienen que ser así", recalca a Europa Press la artista catalana (Figueras, 1974).
A este respecto, añade: "En mi vida cualquier cosa que veo que fluye de forma natural sé que es porque debo hacerla, y si no fluye paro. Con Lubna me sentía aterrada pero que las cosas fluyesen me animaba a seguir".
Adentrándose en Lubna, Mónica aclara que todo surgió de un borrador de una novela escrita por un amigo: "Nos enamoró la historia, nos sorprendió muchísimo. Le dijimos que tenía que editarla. Nunca le había puesto música a un libro y de ahí viene mi disco. Fue algo que fluyó. Lubna es nuestra niña".
Después de más de veinte años de trayectoria musical, Lubna es el octavo disco de Mónica Naranjo, una artista con una base de fans ciertamente fiel, tal y como ella misma admite. "Me flipa cómo reacciona el público con mi música", confiesa, al tiempo que recalca que los avances de Lubna, temas como Jamás, Fin y Perdida, se han colocado en los primeros puestos de las listas de ventas.
"No soy una persona que esté enganchada a las redes sociales o a lo que pasa, pero cuando me lo comentan mis compañeros me alegro muchísimo y me impacta. A veces incluso me asusta. Además Lubna es algo que es la antítesis de la comercialidad", plantea.
Por último, reflexiona sobre la portada de Lubna, que ha originado cierta controversia por aparecer desnuda: "Ella sale del mar, ¿Cómo sale una persona del mar? En pelotas. No vamos a sacarla vestida de novia, sale con lo puesto, con nada".
"Me llama la atención que la gente se ruborice porque alguien enseñe las nalgas en una foto, es lo más natural del mundo. Es para disfrutar y dar las gracias", sentencia.