Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montmeló, listo para recibir a la parrilla

El circuito de Montmeló acogerá desde el lunes y hasta el próximo jueves una serie de entrenamientos colectivos en los que participarán diez de las once escuderías del Mundial. En los entrenamientos participarán Ferrari, BMW-Sauber, Renault, McLaren, Toyota, Williams, Honda, Red Bull, Toro Rosso y Force India.
Los tres primeros días se desarrollarán entrenamientos generales y el último, el jueves 17, una sesión monográfica dedicada a las pruebas con 'slicks', los neumáticos lisos experimentales que podrían volverse a utilizarse en el futuro en la F-1.
Montmeló, que abre las carreras del Mundial en Europa, será un laboratorio de pruebas. Tradicionalmente, en el primer Gran Premio del año que se corre en Europa los equipos presentan diferentes mejoras en sus monoplazas y así lo hará Renault con el R28 de Fernando Alonso.
El director técnico de la escudería francesa, Bob Bell, ha informado de que realizarán una serie de cambios para que el Renault se acerque al nivel de Ferrari, McLaren y BMW Sauber, equipos dominadores en este inicio del Mundial.
Renault ha sustituido a su director de aerodinámica y ha contratado a Dirk de Beer. Bell no cree que únicamente tienen que mejorar en el terreno de la aerodinámica, sino también en la mecánica del Renault.
En Montmeló, Renault probará un sistema aerodinámico basado en un amortiguador inercial integrado en la suspensión. La idea es conseguir una mejora de medio segundo, según ha reconocido Pat Symmonds, director de ingeniería de Renault.