Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Naomi Campbell, en busca y captura

La británica, de 39 años, habría pegado desde el asiento trasero al conductor del vehículo en el que se encontraba, y después se habría dado a la fuga cuando el agredido detuvo el coche y se dispuso a llamar a la policía, asegura el rotativo neoyorquino, que cita fuentes policiales.
El conductor del vehículo, que no ha presentado cargos contra la modelo, explicó a los agentes que la modelo le golpeó por detrás y su cara chocó con el volante de la furgoneta Cadillac Escalade que conducía.
"La última vez que se la vio fue cuando salió corriendo de la escena de la agresión", cuenta el diario, que asegura que Campbell se enfureció con su chófer, de 27 años, y empezó a golpearlo hasta que éste se vio obligado a detener el automóvil en la Segunda Avenida a la altura de la calle 58, en pleno Midtown de Manhattan.
La Policía de Nueva York acudió al lugar de los hechos, pero cuando llegaron la modelo ya no estaba.
Un portavoz de la modelo ha acudido a la comisaría de policía donde se está tramitando el caso. Jeff Raymond ha asegurado que Naomi colaborará con la policía en todo lo que sea necesario y ha añadido que "hay más que decir de lo que se ve a simple vista".
 
Continuos escándalos y agresiones
Campbell es sobradamente conocida por sus ataques de mal humor y los escándalos que protagoniza en esas crisis.
En 2006, 'la pantera negra', como se la conocía en las pasarelas, fue detenida en Nueva York y tuvo que trabajar de limpiadora en un garaje de la ciudad para cumplir una sentencia judicial de cinco días de servicios comunitarios al ser declarada culpable de agredir a una ex empleada del hogar, a la que tiró un teléfono móvil.
Un juez británico también sentenció a Campbell a cumplir 200 horas de servicios comunitarios, tras declararse culpable de agredir a dos policías en el aeropuerto londinense de Heathrow en 2008.
La modelo, además, zanjó una disputa judicial en enero de 2009 en Nueva York, donde alcanzó un acuerdo extrajudicial con una ex asistenta que la acusaba de haberla golpeado y maltratado entre 2005 y 2006. BQM