Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Naomi Campbell, la maltratadora

Del mal carácter y los modales destemplados de Naomi Campbell nadie dudaba. Ahora el empresario italiano, Matteo Marzotto, ex novio de la modelo, lo ha confirmado en televisión: "Me pegaba con un palo, me daba una de golpes que no veas". Y no sería la primera vez que a la morenaza se le escapan las manos. Muy conocidos son el incidente con su chacha a la que le lanzó el móvil y otros furiosos ataques que la llevaron a hacer trabajo social como castigo.
Marzotto, de 42 años, ha revelado que cuando mantenía su relación con Campbell, él era también presidente de la casa de modas Valentino, una posición que aprovechaba la modelo para hacerse con sus prendas preferidas.
 La 'Venus Negra' se presentaba en las boutiques de la firma para llevarse los artículos más caros y obviamente no los pagaba. "Una vez me llamó para decirme que quería un abrigo de pieles, entonces se lo envié a su casa y después comencé a negociar", afirmó.
El empresario, ex novio de la modelo ha contado que le pidió que lo usara una sola vez y que después se lo devolviera. Pero, mi idea provocó que Campbell volviera una furia y me pegara una buena.
 Las malas pulgas de la modelo británica la obligaron a cumplir la condena impuesta por un juez de Nueva York hace apenas unos años, culpable de arrojar un celular a una de sus asistentes en un ataque de ira durante una discusión por unos jeans.  Pero hay más en el expediente de escándalos de Naomi Campbell
Los site de cotilleo de altura cuentan que la modelo le rompió el labio a una amiga por llegar tarde a una cita y por llevar un vestido más provocativo que el suyo.
En otra ocasión, pegó a su secretaria con un teléfono móvil y, otra vez, mordió a una colaboradora tras una discusión. En fin, que si alguna vez se tropieza con la llamada diosa de Ebano, mejor cruzar a la otra acera. Puede que tenga el día malo. ZA