Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La dueña del hotel Negresco donará todo a entidades de cuidado de animales

Un grupo de ciclistas pasa por delante del hotel Negresco de Niza. EFE/Archivotelecinco.es
La dueña del mítico hotel Negresco de Niza, Jeanne Augier, quiere legar su herencia a una fundación que transferirá sus beneficios a asociaciones caritativas dedicadas al cuidado de animales abandonados.
Viuda y sin hijos, la propietaria, de 86 años, quiere impedir que con su muerte se desmantele el emblemático hotel de la Costa Azul, cuya fachada está clasificada como monumento histórico, y ocupa a 260 empleados, adelantó hoy el diario "Le Figaro".
Augier, que ya financia dos perreras, señaló que como hija única siempre tuvo un perro a su lado para reemplazar al hermano o a la hermana que nunca tuvo.
Además del establecimiento, Augier pretende legar a la fundación la villa familiar de Saint-Valier (sur), dos apartamentos en París, sociedades inmobiliarias y aparcamientos situados en el centro de Niza.
Entre las joyas que posee el Negresco, alojamiento de "famosos", destaca uno de los tres retratos de Luis XIV, el Rey Sol, realizados por Hyacinthe Rigaud, además de la vidriera firmada por Gustave Eiffel de la que descuelga una inmensa araña de cristal de baccarat.
Fundado en 1913 por el rumano Henri Negresco, el palacio, que quedó muy deteriorado tras la Segunda Guerra Mundial, fue adquirido en 1957 por Jeanne Augier y su marido Paul, que falleció en 1995.