Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

OCU dice que la falta de competencia en carburantes permite subir márgenes cuando baja el petróleo

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) considera que la falta de competencia en el sector de los carburantes es el factor que explica las subidas de márgenes detectadas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en los momentos en los que bajan las cotizaciones internacionales de referencia.
"Para OCU, los datos del incremento de márgenes aplicados por las gasolineras ponen de manifiesto una vez más que la estructura del mercado de distribución de carburantes impide de nuevo que los consumidores se beneficien plenamente de la baja de los precios del petróleo", asegura la organización en una nota.
"La falta de competencia en este sector permite que en un entorno de bajada generalizada de los precios del petróleo las gasolineras incrementen su margen a costa de los consumidores", señala en la misma nota.
La OCU responde de esta forma al último informe de supervisión de los precios de estaciones de servicio elaborado por la CNMC, en el que se aprecia que el margen de la gasolina subió un 5% en diciembre y un 9% en el caso del gasóleo.
La organización denuncia que esta situación, "que perjudica a los consumidores", se produce "ante la pasividad de las distintas administraciones incapaces de tomar medidas eficaces que eviten el perjuicio causado a los consumidores obligados a seguir pagando más altos por los carburantes".
El sector requiere "medidas estructurales" y "no estéticas", que pasan por "una reducción de las cuotas de mercado de los grandes operadores tanto en provincias, grandes rutas como en grandes núcleos urbanos", con el fin de reducir su poder de mercado y fomentar "una oferta diversificada que permita a los consumidores elegir con garantías y con precios justos".