Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCU cuestiona que suba la gasolina en España en agosto mientras baja en la UE y pese al descenso del crudo

Atribuye la subida de los carburantes a la falta de competencia en el mercado
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha criticado las recientes subidas de los precios de la gasolina y del gasóleo experimentadas en agosto en España mientras bajan de promedio en la UE, lo que, en su opinión, demuestra una vez más la falta de competencia en el mercado español de distribución de carburantes.
"A pesar de la caída de precios de petróleo y de la bajada del precio de los carburantes en los países de la UE, la gasolina vuelve a subir en España", critica la OCU, que pone de manifiesto que estas subidas contrastan con las bajadas que se han dado en el resto de países tanto de la zona Euro como de la Unión Europea y con la tendencia bajista que sigue el precio del petróleo.
La OCU cuestiona así unos precios "que nada tienen que ver con la evolución del coste de las materias primas" y el hecho de que las petroleras aprovechen los momentos de más demanda para subir "de forma generalizada" los precios.
La organización de consumidores hace esta valoración tras conocer que los precios de la gasolina y del gasóleo han registrado subidas del 0,28% y del 0,15%, respectivamente, en la última semana, con lo que se desmarcan así de las bajadas medias de entre el 0,28% y el 0,38% experimentadas tanto en la UE como en la zona euro, según datos recogidos por Europa Press a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).
Esta subida se ha producido pese al descenso en la cotización del crudo. El barril de Brent, de referencia en Europa, se cambia en la actualidad por 102 dólares, 1 dólar menos que hace una semana, mientras que el Texas 'sweet light' americano se sitúa en 93,6 dólares, casi cuatro dólares menos.
INDUSTRIA NO DESCARTA MEDIDAS ADICIONALES
El ministro de Industria, José Manuel Soria, advirtió la pasada semana a las petroleras de que su departamento "no da por cerradas" las medidas adoptadas en el sector de los hidrocaburos para mejorar la competencia y de que podría adoptarse iniciativas "adicionales" en caso de que no haya avances en el mercado minorista.
"Las petroleras saben muy bien y deben saber que el Ministerio y el Gobierno van a estar en permanente vigilancia de la evolución de los precios de los carburantes", afirmó el ministro en una entrevista con Europa Press.
El Ministerio de Industria tiene "muchas razones" para no perder de vista el funcionamiento de este mercado. "Son varios los expedientes que están abiertos en la CNMC en relación a prácticas de los operadores. No presupongo los resultados de los expedientes, pero están abiertos por observancia de la evolución de estos precios", señaló.
COMPETENCIA "AÚN INSUFICIENTE"
Aunque Industria ha detectado un aumento en el número de operadores independientes desde que el año pasado se modificó la Ley de Hidrocaburos, cree que la llegada de competencia se produce todavía "de una manera insuficiente".
"Tendremos que dejar pasar todavía tiempo para constatar exactamente cuáles son los resultados. Ahora bien, el Gobierno no da por cerradas las modificaciones que hayan de hacerse en la Ley General de Hidrocarburos y si tenemos que dar pasos adicionales para introducir mayor liberalización, más medidas a nivel mayorista y minorista para que haya cada vez más competencia en el mercado, lo haremos", aseguró.
Para el ministro, el problema con los precios de los carburantes se refiere "fundamentalmente a una cuestión de los márgenes" que los operadores obtienen por la venta de la gasolina y del gasóleo, ya que el precio de la materia prima es similar entre todos los países y los tipos impositivos son "de los más bajos de Europa".
Por todo ello, la OCU recomienda a los conductores comparar los precios de las estaciones de servicio y acudir a las que mejores precios ofrezcan en su zona o en su ruta de viaje.