Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento danés aprueba la venta de parte de Dong a Goldman Sachs

La decisión desata una crisis en la coalición de Gobierno de Dinamarca
Los miembros del Comité de Finanzas del Parlamento de Dinamarca han aprobado este jueves por mayoría la venta de una participación del 19% en la compañía eléctrica pública Dong a un grupo de inversores liderado por Goldman Sachs a pesar de la fuerte oposición de la opinión pública a la transacción, que ha abierto una crisis en la coalición de Gobierno liderada por Helle Thorning-Schmidt con la dimisión de los representantes del Partido Socialista Popular (SF), socio minoritario en el tripartito danés.
Según los términos de la operación, que se llevará a cabo mediante la suscripción de acciones de una ampliación de capital, Goldman invertirá 8.000 millones de coronas danesas (1.072 millones de euros) en la adquisición del 19% de Dong, mientras que los fondos daneses ATP y PFA pagarán 3.000 millones de coronas (402 millones de euros) por un 7% del accionariado.
"La implementación del acuerdo sólo queda ahora sujeta a los términos y condiciones normales que deberán ser satisfechas en la fecha de su formalización, lo que se espera que podría suceder coincidiendo con la junta general de accionistas de febrero de 2014", informó la 'utility' danesa.
Anteriormente a la votación de la comisión parlamentaria, el Partido Socialista Popular (SF), socio minoritario en el tripartito que formaba la coalición de Gobierno en Dinamarca, anunció su decisión de abandonar el Ejecutivo por su desacuerdo con esta operación.
"Han sido 24 horas dramáticas. Debo admitir que ha habido desacuerdos en el seno del partido a nivel nacional y en el grupo parlamentario", declaró la líder del SF, Annette Vilhelmsen.
La marcha del SF de la coalición de Gobierno no implica la caída del Ejecutivo liderado por Thorning-Schmidt, que deberá ahora cubrir las vacantes en su equipo, ya que representantes de este partido ocupaban seis carteras ministeriales de las diecinueve existentes: Hacienda, Exteriores, Transportes, Sanidad, Clima, así como Asuntos sociales e integración infantil.