Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pon un cadáver en tu casa

"Siempre ha habido interesados. Así que he decidido vender mis piezas de exposición. No hay nada que lo impida", declara von Hagens en la edición de hoy del rotativo 'Bild', en el que posa con una pierna humana plastinada que ofrece por 9.100 euros.
El diario recuerda que la venta de cadáveres completos o por partes plastinados es completamente legal, ya que la donación de los cuerpos fue voluntaria y, con su firma, los donantes dieron libertad total para disponer de los mismos.
La oferta comercial de von Hagens es apta para todos los bolsillos con precios que van desde los 57.000 euros para un cuerpo humano completo a los 360 euros por un testículo o los 185 euros por la rodaja conservada de una mano.
Von Hagens subraya que la mayoría de sus preparados tienen fines pedagógicos y están destinados a centros de investigación y universidades, como el pulmón plastinado de un fumador que ofrece por 3.600 euros.
"Pero también hemos pensado en el visitante normal. Tenemos cosas para todos los gustos", afirma el polémico científico alemán. Así, su oferta se amplía al mundo animal con peces plastinados para los aficionados a la pesca por 500 euros o pollos por 250 euros para los seguidores de la ornitología.
Preguntado si su oferta comercial no resulta degenerada, dice que "sirve al fin que siempre he perseguido, que la gente aprenda cosas interesantes de la anatomía de los cuerpos".
 
Primeras reacciones
Mientras tanto, representantes de las distintas iglesias en Alemania han reaccionado escandalizados ante la apertura del "supermercado de la muerte" y anunciado que recurrirán ante la justicia para exigir su cierre.