Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prohibido entrar a clase con vaselina

La niña muestra su vaselina como algo inofensivo. Foto: Daily Mailtelecinco.es
Joanne Wilkins le dio una latita de vaselina a su hija de 7 años porque se quejó de que le dolían los labios, pero cuando Ellie-Maye, fue a usarla, se la confiscaron por lo tener una prescripción médica.
Cuando la señora Wilkins se enteró de lo ocurrido, fue advertida de que si quería que su hija se hidratase los labios, tendría que sacarla del colegio para hacerlo. "La salud y la seguridad se ha vuelto loca "dijo la madre de 28 años" ¿dónde está el sentido común? No puedo creer lo humillada que se pudo sentir mi hija"
"Le quitaron el ungüento inofensivo delante de sus amigos, ella se sintió mal y rompió a llorar, todo por una latita de vaselina" proseguía.
La señora Wilkins solamente siguió el consejo que el farmacéutico le había dado para curar los labios secos de su hija. "me recomendó una vaselina labial. Es la vaselina básica original, incolora e inodora". La vaselina se puede aplicar tan a menudo como se quiera y viene en una lata pequeña de tamaño de bolsillo, para que Ellie-Mayer pudiera llevarla en su mochila.
"De hecho, Ellie-Mayer necesita ayuda para abrir la lata, y su primer profesor le ayudó a hacerlo, él no tenia ningún tipo de problema con la vaselina" añadió la madre. "Pero al mediodía, cuando quiso volver a aplicársela, una segunda profesora a la que le pidió ayuda para abrirla, le dijo que "no podía tener eso en la escuela", después y delante de todos sus amigos, se la quitó".
La madre, pensó que debería haber un error y fue a hablar con el director, quien le dijo que podía acudir ella a la escuela para que se la aplicase, pero pensó que era ridículo sacar tiempo para eso y que probablemente la educación de la niña podría sufrir de alguna manera. "Cualquier persona, de cualquier edad puede comprar vaselina en el supermercado. Ella tenía mi permiso para usarlo, así que me parece una reacción exagerada" concluía Joanne.