Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

REE definirá su plan estratégico tras estimar que su retribución superará los 1.600 millones en 2014

Red Eléctrica de España (REE) ha incluido la definición del plan estratégico para los próximos años dentro de las "próximas actuaciones" de la compañía, tras conocer el nuevo real decreto con la retribución a la actividad de transporte.
En una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el gestor de la red eléctrica confirma que su retribución durante 2014 superará los 1.600 millones en 2014 y rondará los 1.685 millones en 2015, momento en el que iniciará una previsible senda de incrementos anuales del 3%, hasta situarse en 1.942 millones en 2019.
En todo caso, la compañía presidida por José Folgado está aún a la espera de que se definan algunos aspectos regulatorios, entre ellos los valores unitarios de inversión y de operación y mantenimiento, así como la vida residual promedio de las instalaciones anteriores a 1998.
REE indica que los parámetros anteriores estarán previsiblemente definidos en julio de este año, y cita además como aspecto regulatorio pendiente la publicación de una nueva planificación con las necesidades de inversión en nuevas instalaciones.
En la presentación, aprovecha para recordar los principales aspectos del nuevo real decreto de transporte de electricidad, en el que se recoge una rentabilidad del 6,5% antes de impuestos para el primer periodo regulatorio, fruto de un diferencial de 200 puntos básicos sobre los bonos a diez años del Tesoro.
La nueva metodología incluye periodos regulatorios de seis años, el primero de ellos hasta finales de 2019, y una retribución en concepto de inversión para los activos en servicio a partir de su valor neto.
El real decreto también contempla criterios de sostenibilidad financiera del sistema, entre ellos el de que el volumen anual no podrá superar el 0,065% del PIB previsto para un determinado ejercicio, salvo causas económicas o técnicas que así lo requieran.