Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renault vuelve a tropezar en la misma piedra

Fue la anécdota de los entrenamientos libres del Gran Premio de Singapur. Romain Grosjean, sustituto de Nelson Piquet al volante del R-29, tuvo un accidente sin consecuencias justo en la misma zona en la que el brasileño se estrelló el año pasado (percance que desembocaría hace unos días en uno de los mayores escándalos de la Fórmula 1). El francés perdió el control del monoplaza, trompeaba y una de sus ruedas traseras rozaba el muro, para cruzarse toda la pìsta y acabar con el morro empotrado en el muro contrario. Macabro el destino en algunas ocasiones. Grosjean se alejaba del monoplaza, que se quedaba allí tirado, echando humo. Una metáfora perfecta de cómo está la escudería Renault en estos momentos. FOTOS: Reuters.