Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivera Ordóñez: "La gente me tiene que juzgar en la plaza"

Según ha comentado el diestro, la crisis también se nota en el toreo. Rivera Ordóñez asegura que "cuando hay que apretarse el cinturón se lo aprieta todo el mundo". "Cada uno se saca las castañas del fuego como puede: unos bajan la importancia o relevancia de los carteles, otros eliminan corridas". En este contexto, el torero ha explicado que para él, antes "había demasiadas corridas", por lo que ha abogado por que haya "menos" espectáculos, pero de "mayor calidad".
Sobre la reaparición de Jesulín de Ubrique, con el que toreará el sábado en la plaza de Vistalegre, Rivera ha comentado que "siempre es bonito reencontrarse con los compañeros". "Supongo que echará muchísimo de menos estar delante de un toro", ha indicado.
Preguntado por su relación con José Tomás, el diestro ha dicho que solo les une "una relación profesional". Pese a ello, le ha valorado como "un gran torero" que, a día de hoy "es el que más gente lleva a la plaza".
Sobre su persecución en los medios, el torero ha asegurado que "las personas me tienen que juzgar en la plaza. Llevo mal la brutal intromisión en mi vida privada". Tal y como ha mantenido, "yo no enseño a mi hija en la plaza, no la exhibo como monito de feria, simplemente disfruto con ella".
Además, Rivera Ordoñez también se ha referido a su retirada de los ruedos. "Ahora no me veo fuera del toro, pero va llegando la hora por mí y por mi familia", ha asegurado antes de confirmar que no será este año cuando diga adiós definitivamente a las plazas. EPF