Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Senegal ofrece sus tierras a los haitianos para rehacer sus vidas

"Africa debería ofrecer a los haitianos la posibilidad de volver a casa. Están en su derecho. No hay nada que negociar", asegura el presidente senegalés en declaraciones a la cadena de televisión Euronews. Para Wade se trata de que, tras perderlo todo, recuperen sus orígenes.
Wade ha dicho que propondrá a los 53 países de la Unión Africana la creación para los haitianos de "su propio estado en territorio africano, en la tierra de sus ancestros", según publica hoy un diario local. La prensa senegalesa afirma que su Gobierno ya tiene preparas tierras fértiles para los damnificados. El presidente senegalés argumenta que los haitianos son descendientes de los esclavos liberados en el siglo XIX y tienen derecho a volver a África.
“Tomemos como ejemplo el caso de Liberia. Los afroamericanos fueron transladados allí. Hoy, sus gentes han conseguido integrarse con éxito a la sociedad del resto de africanos, porque comparten las mismas raíces. En origen, son y han sido africanos que un día fueron envíados a América en contra de su voluntad. No resulta por tanto descabellado pensar en una repatriación voluntaria, encontrar un trozo de tierra en algún lugar del continente africano, y que con la ayuda de la comunidad internacional, se pueda crear una ciudad, y quién sabe, si con el tiempo, un país entero “
Senegal, con 13 millones de habitantes, tiene un alto nivel de paro e importantes carencias en infraestructuras, comunicaciones y electricidad. Aun así, fuentes del gobierno de Dakar aseguran que de llevarse a cabo el proyecto, las tierras entregadas para los haitianos serían fértiles.
A esta idea del presidente Wade, de 83 años, le faltan todavía muchos pasos por concretar, entre ellos cómo se llevaría a cabo la repatriación y quién se haría cargo de los gastos.
EBP/FMJ