Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sergio Caballero dibuja un paisaje "sobrio y sin interferencias" en'La distancia'

El director de cine y codirector del Festival Internacional de Música Avanzada y New Media Art Sónar, Sergio Caballero, dibuja un paisaje "sobrio y sin interferencias de la vida terrenal del día a día" en su segunda película, 'La Distancia', que ha llegado este domingo al 47 Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya de Sitges (Barcelona).
En una entrevista de Europa Press, el director ha explicado que se trata de un paisaje natural e inhóspito con sentido del humor, todo ello aliñado con una cámara siempre con trípode para dar como resultado una "película muy pictórica y mágica en cada encuadre", con dosis de suspense y ciencia ficción.
Esta producción, que ha surgido --como ya sucedió con su primera 'Finisterrae'-- mientras preparaba la imagen del festival Sónar, muestra las constantes en el trabajo de Caballero, "como la taxidermia, el frío, los espacios abandonados y el no seguir ningún tipo de tendencia", ha explicado.
Ambientado en una central térmica abandonada, el filme es la historia de un robo cometido por tres enanos que se comunican por telepatía, aunque esto no es lo importante, ya que lo que el autor quiere describir realmente es un lugar: "Para mí, da igual de qué vaya la película, lo que hago es mostrar personajes y un lugar donde pasan una serie de cosas".
Ha defendido que lo importante es la propuesta visual y auditiva, en una orquestación de los elementos para entrar en el mundo interior del autor, "en una plástica" concreta.
TRES ENANOS Y TELEPATÍA
Para la propuesta, Caballero ha elegido tres enanos actores no profesionales que hablan en ruso -aunque uno es valenciano, otro latinoamericano y otro polaco, personajes que siempre han atraído al autor y que "tienen ese punto de ficción", añadiéndoles el poder de comunicarse por telepatía, lo que se explica porque nunca trabaja con guión antes del rodaje.
"Soy más compositor que cineasta, creo una paleta de sonidos, y luego me llevan a una composición y a una serie de ideas", ha explicado Caballero, que primero rueda sin textos y luego teje la historia.
Sobre la adopción del ruso como idioma del filme ha dicho que es un lenguaje que le transporta a "una fábula, a otro sitio", y que su sonoridad le gusta mucho.
Otra de las sorpresas del filme es el 'cameo' de la actriz porno Sophie Evans: "Soy consumidor de porno y a Sophie Evans la conocía desde pequeño", ha explicado Caballero, que necesitaba alguien para un papel entre croupier y tarotista y pensó en ella.
DURO RODAJE
El rodaje, realizado en dos etapas de cuatro días y tres semanas, respectivamente, fue "duro" por las condiciones atmosféricas y por la peligrosidad del espacio, ya que la localización era una central térmica abandonada hace unos 20 años en el pueblo de Aliaga, en Teruel: "Cuánto más difícil es, mejor me salen las cosas", ha comentado.
Después de este largometraje, Caballero ya trabaja en el cierre de esta trilogía, compuesta por 'Finisterrae' --que es una road movie--; 'La distancia' --un robo--, y la próxima será un asesinato, ha avanzado.
La película, producida por Advanced Music, Sónar Festival y Arcadia Motion Pictures, se ha podido ver en el festival --cuyo patrocinador principal es Gas Natural Fenosa-- la mañana de este domingo, y también volverá a proyectarse esta noche, antes de su estreno para el gran público el 17 de octubre.
'La Distancia' se estrenó mundialmente en el 43 Festival Internacional de Cine de Rotterdam, y desde entonces ha recorrido más de veinte festivales de Brasil, Reino Unido, Australia, Sudáfrica, Corea del Sur y Taiwán, entre otros.