Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Shia LaBeouf y Brad Pitt, a puñetazo limpio en el rodaje de Fury

Con motivo del estreno de Fury, Shia LaBeouf se ha convertido en los últimos días en un habitual de los late night en la televisión estadounidense. Una suerte de televisivo camino de la penitencia en el que ha relatado, entre otras perlas, qué hubo tras su detención por irrumpir borracho en un show de Broadway o por qué se peleó con Brad Pitt durante el rodaje de Fury.
Sobre este último particular, y sin que sirva de precedente, el antaño protagonista de Transformers afirma que no es el culpable. Y es que, según reveló durante una entrevista en el programa Jimmy Kimmel Live!, era David Ayer, el director de la película, quien obligaba a los protagonistas de la película a pelearse "todos los días" entre ellos para lograr más unidad en el grupo.
Algo que se tendría que trasladar en pantalla donde todos ellos encarnaban a los miembros de un mismo comando a bordo del mismo tanque durante la Segunda Guerra Mundial. "Y funcionó, fue algo que nos unió porque pelear es muy íntimo", señaló LaBeouf que tampoco ocultó que las peleas daban lugar a algún pique entre los miembros del reparto.
Brad Pitt, la gran estrella de la película, también formaba parte de las peleas aunque, confiesa LaBeouf, a él no le daban muy fuerte. "Todos intentábamos llamar su atención y caerle bien, así que ninguno de nosotros quería pegarle demasiado fuerte".
El actor también se refirió a su arresto por interrumpir un número de la representación de Cabaret en Broadway. En este caso al Mundial de fútbol y al exceso de whiskey como los culpables de su lamentable actitud.
"Parece que durante la Copa de Mundo bebí mucho whiskey... lo hace todo más divertido", señala LaBeouf que relata como después de estar viendo un partido de fútbol "Corea contra Lituania... o algo así" se fue "tambaleando" hasta el teatro. Allí comenzó su lamentable actuación. "Tenían mesas y estaban todas estas mujeres de burlesque. Y yo estaba como, '¡Vaya! Esto es algún tipo de fiesta o algo así", señaló.
MISIÓN SUICIDA CONTRA LOS NAZIS
Dirigida por David Ayer, Fury (que en España se estrenará con el título Corazones de Acero) relata la misión suicida de un comando que debe infiltrarse con su tanque tras las líneas enemigas.
Brad Pitt da vida a Wardaddy, el hombre al mando del Fury y de su comando de soldados. Ellos son, además de Shia LaBeouf; Logan Lerman, el joven Percy Jackson al que ya vimos en la notable Las ventajas de ser un marginado o Noé; Michael Pena, un habitual del cine de acción al que hemos visto en cintas como Gangster Squad o Sin tregua; y Jon Bernthal, que sigue acumulando proyectos y al que vimos en El lobo de Wall Street, Grudge Match o El mensajero.
Corazones de acero (Fury) se estrenará en los cines españoles el 16 de enero del próximo año.