Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soria dice que el Gobierno autorizará proyectos de fracking para limitar la dependencia con respeto ambiental

Reta al PSOE a denunciar proyectos aprobados tras una Declaración de Impacto Ambiental desfavorable
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha defendido que la posición del Gobierno ante los proyectos de fractura hidráulica, también conocidos como fracking, es "la que se ha puesto de manifiesto al modificar la ley de hidrocarburos para que se puedan autorizar" las prospecciones, sondeos y autorizaciones para determinar si hay o no gas en el subsuelo español "siempre y cuando se haga en debido respeto de la seguridad y las normas medioambientales españolas y comunitarias en la materia".
Durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, Soria ha respondido así a la pregunta del senador del grupo parlamentario socialista por Burgos, Andrés Gil García, sobre la postura del Gobierno ante esta técnica. El senador ha subrayado la oposición de los ciudadanos de la provincia de Burgos y ha insistido en que éstos reclaman al Gobierno que mire por su seguridad y que se abandonen los proyectos de fracking.
El ministro ha defendido que "seguro" que al senador también le gustaría tener una energía "más barata, desde luego más que del precio de la energía entre 2004 y 2012, cuando el precio subió un 70 por ciento" porque los españoles pagan cada día 100 millones de euros al día por importación de hidrocarburos.
Además, Soria ha retado al senador a "denunciar" si conoce algún caso de Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa elaborada por técnicos y funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente "muy profesionales y muy cualificados" que lleven aparejados una autorización positiva. "Denuncielo usted o dígamelo", ha insistido.
Igualmente ha reiterado el argumento de que en este ámbito se trata de "elegir" entre seguir importando el 99,8 por ciento de todos los hidrocarburos que se consumen en España, o bien hacer sondeos, prospecciones e investigaciones para ver si dentro de las normas medioambientales se pueden obtener recursos naturales que abaraten la energía.
Por su parte, Gil García ha subrayado los valores ambientales, ganaderos y agrícolas de la comarca de las Merindades, donde se encuentra el Monumento Natural de Ojo de Guareña, que es el mayor complejo cárstico subterráneo de Europa, y ha añadido que además de estos recursos naturales viven "un montón" de ciudadanos que verán modificad su forma tradicional de vida basada en el desarrollo sostenible.
Asimismo, ha recordado que gran parte de alcaldes y muchos de ellos del PP han votado en contra de esta práctica, así que ha encomiado a Soria a desautorizar a sus alcaldes por estar equivocados o bien a ir al territorio a convencerles de que apuesten por el fracking en las próximas elecciones municipales.
El senador ha mostrado su preocupación por que el PP haya rechazado en varias ocasiones una petición de moratoria sobre las consecuencias de esta práctica y ha acusado al Gobierno de "tratar de ocultar deliberadamente" un informe pedido por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente solicitado al Instituto Geológico y Minero de España (IGME) en el que los técnicos "advierten de las graves consecuencias" para el medio ambiente del fracking.
"No se preocupe usted tanto por los intereses de algunos de sus amiguetes del sector petrolero y que vele por la seguridad y por el futuro de los habitantes de estas zonas de las Merindades de Burgos (...). A los habitantes de Burgos, el agua sin gas nos gusta mucho más", ha concluido.