Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Superdotados: pocas soluciones

Almudena tiene cuatro hijos. Dos de ellos, de 6 y 11 años, diagnosticados como niños de alta capacidad y, una tercera de 9 pendiente de evaluación. Denuncia la pasividad de las instituciones educativas. Según la actual ley de educación, los niños "superdotados" entran dentro del grupo de alumnos con necesidades educativas especiales.
La mayoría de los padres con hijos de alta capacidad creen que es insuficiente y que no se aprovecha al máximo el potencial de sus hijos. En cambio, países como Estados Unidos tiene desarrollada toda una infraestructura educativa para estos niños.
Al contrario de lo que se pueda pensar su inteligencia no es sinónimo de éxito escolar. De hecho, la mitad de estos niños sufre fracaso académico. Se aburren en clase. El sistema de enseñanza les resulta repetitivo y acaban teniendo problemas psicológicos y de adaptación.
El funcionamiento de sus mentes es aún un misterio. Quizás ellos puedan algún día resolverlo...