Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo también desestima por un voto el recurso de Anpier contra el recorte a la fotovoltaica

La sala tercera del Tribunal Supremo también ha desestimado por cuatro votos a favor y tres en contra, como ya hizo con tres denuncias de productores de renovables, el recurso presentado por la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier) en contra de la regulación de 2014 que recorta la retribución de las energías 'verdes'.
Este fallo se suma al conocido a comienzos de junio, en el que el Supremo validó tanto el real decreto de 2014 como la orden ministerial posterior en los que se aplica un recorte de cerca de 1.700 millones de euros a las renovables mediante la implantación del nuevo régimen retributivo contemplado en la reforma energética del sector eléctrico.
En una nota, Anpier explica que el Supremo ha desestimado el grueso del recurso presentado por la asociación contra el real decreto 413/2014, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos.
La norma forma parte de la "reforma Soria-Nadal" e impuso "severos recortes retroactivos al sector fotovoltaico", señala la asociación, antes de asegurar que el fallo ha sido desestimatorio gracias al voto del presidente de la sala, que "desequilibró la balanza de criterios, puesto que tres de los magistrados han considerado inconstitucional parte de la reforma".
"El enfrentamiento de pareceres recogido en la sentencia cuestiona la solidez doctrinal de este fallo y da la razón a todos aquellas sociedades que pudieron buscar justicia fuera del margo judicial español", afirman los inversores fotovoltaicos.
Anpier recuerda que España es el país del mundo con más pleitos pendientes de resolución por presuntos quebrantamientos de los principios esenciales recogidos en la Carta de la Energía.
"Como es evidente, los inversores extranjeros han preferido acudir a una corte de resolución con mayor libertad de decisión que los tribunales nacionales, en donde el resultado ha sido decepcionante: desestimatorio en el fondo y esperpéntico en la forma", indica el presidente de Anpier, Miguel Ángel Martínez-Aroca.
Anpier considera que existen "interacciones entre los distintos poderes del Estado" y lamenta que algunos magistrados "miren de reojo la situación política a seguir antes de impartir su justicia".
PETICIÓN AL NUEVO GOBIERNO.
Por este motivo, espera que el nuevo Gobierno formado por diferentes agrupaciones políticas "acabe definitivamente en España los vasos comunicantes entre poder judicial y Ejecutivo y restaure la seguridad jurídica hurtada a las decenas de miles de familias fotovoltaicas españolas".
Anpier anuncia que solicitará amparo al Tribunal Constitucional, "con las mismas esperanzas y con idénticos temores a los expuestos", y espera que los argumentos de los laudos que se conozcan el Washington pesen en el ánimo de dicho tribunal.