Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tabárez: "No admito que digan que somos un equipo que hace trampa"

El seleccionador de Uruguay, Oscar Tabárez, se mostró indignado por las acusaciones que está recibiendo su equipo, a raíz de la clasificación para las semifinales del Mundial de Sudáfrica, y aseguró que no son un conjunto que hace "trampas".
El técnico charrúa se enfadó con un periodista que le sugirió que la clasificación de su equipo para las semifinales no fue ética, por la acción de Luis Suárez. "Esa afirmación es una vergüenza", indicó. Tabárez defendió a su jugador de las acusaciones vertidas hacía él, después de que impidiera con sus manos un gol de Ghana en el último minuto de la prórroga.
"Se está hablando mucho sobre una acción que puede suceder, y que ha sucedido en numerosos partidos. Luis Suárez fue expulsado según marcan las reglas y no veo más problema", y señaló que ellos también se han visto perjudicados en alguna ocasión. "En el Mundial de 1990 fuimos víctimas de un incidente similar en el partido contra España y nadie fue expulsado", subrayó.
El entrenador uruguayo aseguró que era "vergonzoso" todo lo que se ha creado alrededor de la jugada. "No entiendo el escándalo que se ha formado, sobre todo en los medios ingleses", expresó. Además, aseguró que está orgullo de sus jugadores. "Estoy orgulloso de lo que hemos logrado y la forma en la que hemos superado las dificultades", señaló.
Tabárez tiró de datos para demostrar que su selección no es tramposa. "Uruguay jugó durante más de dos partidos sin recibir una tarjeta amarilla, por lo que no acepto que me vengan y me digan que somos unos tramposos", confesó.
El charrúa rehusó criticar al holandés Arjen Robben, acusado de 'tirarse' mucho. "El árbitro es el único que puede interpretar las intenciones del jugador y decidir las consecuencias", relató.