Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Talavante pide "perdón a Madrid"

Alejandro Talavante da un pase en Madrid. Foto: EFEtelecinco.es
El diestro Alejandro Talavante volvió a decepcionar en Madrid, en su cuarto paseíllo esta temporada en Las Ventas, pero esta vez lejos de huir de los periodistas sin hacer declaraciones como otras tardes, sí asumió no haber cumplido las expectativas, acatando los pitos con los que la gente le despidió, y pidiendo incluso "perdón a la afición de Madrid".
"Es normal que la gente esté cabreada conmigo. Lo entiendo. En doce toros que he matado este año aquí no ha pasado nada, y la realidad hay que pitarla. El público de Madrid esperaba mucho de mí y es normal que reaccione así. La verdad, me voy muy disgustado, y solamente puedo decir que lo siento muchísimo", confesó.
No obstante Talavante confía en que el año que viene todo pueda ser diferente: ", y espero que el año que viene pueda volver a triunfar aquí", dijo. Madrid sigue siendo una plaza en la que me encuentro muy cómodo
Uceda Leal se marchaba de la plaza entre los aplausos de la gente, reconocimiento "a la actitud que he mostrado toda la tarde, que ha sido muy buena", aunque se lamentaba igualmente de no haber podido conseguir un triunfo que "se me viene escapando desde hace ya tiempo", señaló.
"Dentro de mis dos toros ha sido una pena que el primero se cayera en momentos puntuales de la faena, cuando la gente más estaba 'metida', aunque reconozco que por momentos lo he toreado muy a gusto, y mi segundo no ha tenido son ni calidad para hacerle faena", afirmó Uceda.
El más joven de la terna, Daniel Luque tuvo que pasar a la enfermería una vez finalizada la corrida tras ser volteado de muy feas maneras al entrar a matar al sexto toro, y tras varios minutos en los que el sevillano fue atendido por el equipo médico de Las Ventas, salió por su propio pie, y con rostro de dolor, tan sólo llegó a esbozar una lacónica frase:
"Ha sido una tarde complicada pero me voy contento por el esfuerzo que he hecho, sobre todo a este último toro que no ha sido nada fácil", concluyó Luque.