Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tiempo estable durante el GP de Australia

La presencia de un persistente anticiclón anclado al sudeste de Australia, se encargará de aportar estabilidad para el gran premio en Melbourne.
Al igual que en lo últimos días, el domingo se caracterizará por cielos despejados. Los vientos de componente norte tendrán un largo recorrido por el interior de Australia, por lo que llegarán recalentados.
Este hecho, junto con el sol del verano austral aportará mucho calor. Las máximas rondarán los 41 ºC, lo que hará que la temperatura a pie de pista esté por encima de los 50ºC.