Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tras el Toro de la Vega, los animalistas ponen su foco en Galicia y sus 'bueyes ensogados'

Tras ganar la batalla en el Toro de la Vega de Tordesillas, las protestas de los animalistas se desplazan estos días a Galicia. Y es que el objetivo son los 'bueyes ensogados' de Allariz, uno de los pocos festejos taurinos gallegos que aún se celebra fuera de las plazas de toros. Esta vez, los defensores de los animales denuncian el maltrato emocional provocado por el elevado estrés que sufre el buey al estar rodeado de tanta gente.

Una opinión que no comparten los lugareños, ya que piensan que los animalistas buscan "la puntilla a todo". Además desde el Ayuntamiento insisten en el que a los protagonsitas no se les toca y que incluso se les premia con una merecido descanso en un verde prado.