Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Universidad del País Vasco lidera un proyecto europeo que moderniza las comunicaciones en los servicios de emergencia

La Universidad del País Vasco (UPV) está liderando un proyecto europeo que modernizará las comunicaciones en los servicios de emergencia. De esta forma, los investigadores del Departamento de Ingeniería de Comunicaciones de este centro universitario español se encuentran a la cabeza de la iniciativa europea GERYON.
En concreto, el equipo de trabajo dirigido por el ingeniero de la UPV, Fidel Liberal, pretende "eliminar las incompatibilidades existentes entre ciertos sistemas para facilitar la interconexión entre ambulancias, bomberos y policía". Sin embargo, también existe el objetivo de combinar lo mejor de cada sistema.
En este sentido, se van a intentar rescatar la seguridad de las clásicas emisoras de emergencia y la capacidad multimedia que ofrece la banda ancha de las redes 4G. En ello llevan trabajando desde el pasado mes de diciembre los expertos, que bajo una financiación de 2,5 millones de euros por parte de la Comisión Europea, y un presupuesto total de 3,5 millones; tienen marcada en mayo de 2014 la fecha de finalización del proyecto.
De este modo, la UPV, que cuenta con el apoyo de seis entidades entre las que destacan las también españolas Itelazpi y Grupo CYS, tiene como propósito "desarrollar mecanismos para que las redes de móviles de nueva generación proporcionen unas comunicaciones igual de robustas y seguras que las redes de emergencia", indican los expertos al tiempo que confirman que pretenden que se puedan transmitir fotos, vídeos y datos multimedia de alta calidad.
Además, quieren acabar con la situación de los profesionales sanitarios que reciben órdenes a través de un 'walkie-talkie' pero tienen que recurrir a un teléfono móvil para consultar direcciones o datos de interés. Por ello, consideran que no hay que sustituir esta tecnología, "sino complementarla con acceso a Internet en tiempo real", sostiene Liberal.
Por último, el experto expone que esta tecnología optimizada también resultará "ventajosa" para los propios ciudadanos, ya que, mediante su 'smartphone', podrán comunicarse con los servicios de emergencia de manera más efectiva. "Algo así como un 112 mejorado", concluye.