Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Veinte personas en una cabina de teléfono

Es la nueva hazaña de los estudiantes de una universidad californiana. No apto para claustrofóbicos. Unos encima de otros hasta no poder doblarse más para acoplarse veinte universitarios en una cabina de teléfono y superar así el reto de una generación hace veinte años en el mismo campus.
Estos estudiantes querían conseguir el record de personas en una cabina, pero no lo han superado. En el mismo campus, veinte años atrás consiguieron entrar veintidós californianos en esa misma cabina telefónica, lo que se convirtió en imagen de la revista "Life" e icono de su época. John Monroe, protagonista de esa instantánea, y sus compañeros ahora con 70 años no han querido perderse la repetición.
La destreza ha sido la misma, lo único que esta vez con algunos cambios. Las chicas también se han apuntado al gran evento, han quitado el teléfono para ahorrar espacio e incluso han sustituido los cristales por un material más blando. Pero ni con esas lo han conseguido.
Aún así, no es el único lugar en el que se ha intentado lo mismo. En Sudáfrica, en el año 58 se encerraron hasta 25 personas en una cabina de apenas un metro cuadrado.