Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vicente del Bosque, el sentido común

Más que su historial, le han pesado una serie de 'sanbenitos' que le persiguen desde su etapa de jugador. Motes como 'Cámara Lenta', que olvidaban su excelente técnica. Más tarde, encasillado como entrenador interino. Y, finalmente, el célebre perfil bajo, simplemente porque nunca ha pretendido inventar el fútbol ni el campo ni en las salas de prensa. 
Una supuesta incapacidad para adaptarse a los métodos modernos, animó a Florentino Pérez a sacar de su Real Madrid galáctico al 'maestrillo' del Bosque y su librillo. Tras media vida en el club merengue y media temporada en el fútbol turco, le llegaba el turno de la selección española.
Heredaba la campeona de Europa de Luis Aragonés y aplicaba la sabia receta de no cambiar lo que funciona. Con él, 'La Roja' marcha a ritmo de récord. El salmantino, en su nuevo papel de entrenador mediático a su pesar, su objetivo que la llamada 'mejor selección del mundo' lo refrende en el Mundial de 2010 y, de camino, en esta Copa Confederaciones.