Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Villarreal rompe su mala racha frente a un Rayo sin pegada

El Villarreal celebra un gol. EFEtelecinco.es
El Villarreal cerró la racha negativa de resultados con una victoria (2-0) frente al Rayo Vallecano en el partido correspondiente a la undécima jornada de Liga BBVA, disputada este sábado en El Madrigal, y en el que los de Garrido demostraron que pueden vencer sin Giuseppe Rossi.
El partido arrancó con mucha fuerza y con gran juego por parte del 'submarino amarillo', con un notable Borja Valero que actuó un poco más arriba por la baja de Giuseppe Rossi, y un Rayo que llegaba con peligro por banda y contras rápidas.
Los de Garrido se acercaban con insistencia a la meta visitante y en un córner, Bruno remató solo en el área pequeña adelantando a su equipo y poniendo la ventaja en el marcador (1-0). Los entrenadores tuvieron que modificar sus equipos por diversas lesiones, y entraron Koke por parte del Rayo y Camuñas por Cani en un Villarreal que está gafado en este aspecto.
El Villarreal dominaba el partido sin problemas ante un Rayo que le costaba mucho llegar al área defendida por Diego López. En una llegada de los amarillos De Guzmán caía en el área por derribo de Javi Fuego muy discutido y el árbitro señaló la pena máxima. El capitán Senna disparó pero el meta Cobeño estuvo muy atento y evitó el 2-0 en el luminoso, al final de la primera parte.
SENTENCIA EL VILLARREAL
La segunda parte arrancó con una nueva lesión en el equipo de Castellón, esta vez Marco Ruben se retiraba y deja la delantera huérfana de atacantes para Garrido. Los de Sandoval se volcaron más en ataque en la segunda mitad y crearon algunas ocasiones de peligro en las botas de Michu y Lass.
Cuando más ocasiones había en ambas porterías, Borja Valero aumentaba la distancia en el marcador (2-0) gracias a una gran jugada personal y un disparo que ajustaba a la izquierda del meta Cobeño.
Con otro gol en contra, el Rayo se fue con todo al ataque y puso en peligro la meta del Villarreal que se dedicó a manejar el partido y controlar las acometidas visitantes. El árbitro expulsó a Sandoval y el partido finalizó con una victoria muy importante para el conjunto castellonense.