Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vivir tras una agresión

En nuestro país 100.000 mujeres fueron agredidas el pasado año. Muchas de ellas están bajo protección oficial, otras, las anónimas han sufrido un hecho traumático que no ha salido a la luz: pueden ser robos, agresiones sexuales, violencia de género... un sinfín de agresiones que les dejan marcadas de por vida, pero aunque no se pueda olvidar, superarlo está en sus manos.
Hemos acudido al curso de defensa personal femenina de Majadahonda, en Madrid.
Impartido por agentes locales, allí se enseña todo tipo de mecanismos de autodefensa y a utilizar "elementos de fortuna", como dicen ellos, que no son más que los artilugios comunes que podemos llevar en un bolso y que nos pueden sacar de situaciones complicadas y comprometidas.
Un bolígrafo, el propio bolso, un paraguas o incluso un termómetro son armas defensivas en momentos determinados. Vamos a conocer cómo lo ha superado Débora.
Hace años sufrió un robo con violencia junto a su madre, y más tarde vio con impotencia cómo un delincuente encañonaba con su pistola a su hermana en una gasolinera.
Ahora dice que se siente segura cuando va por la calle, su autoestima ha crecido y sólo cumpliendo unas pautas tan simples como saber donde colocarse en un ascensor, o en un aparcamiento, sabe que puede dejar atrás aquellas imágenes que un día la marcaron.
¿Quieres denunciar una situación o enviarnos alguna sugerencia? Contacta con nuestro equipo de Reporteros en los teléfonos 91/395 93 08 - 91/395 95 41 o mándanos un email a reporteros@informativost5.com. Gracias por tu colaboración.