Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

WTTC y OMT unen sus fuerzas para defender el turismo ante los gobiernos y el G20

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) y la Organización Mundial del Turismo (OMT) abrieron hoy un nuevo e histórico capítulo de relaciones mutuas, al unir sus fuerzas en una única voz común para defender los intereses del sector turístico ante los presidentes del gobierno y el G-20.
Se ha forjado así una nueva alianza y entendimiento entre las dos principales organizaciones del turismo en el escenario mundial, que representan al sector privado y el público, respectivamente.
El vicepresidente del "lobby" de empresas turísticas españolas Exceltur, José Luis Zoreda, en su doble calidad de miembro del Consejo Asesor del secretario general de la OMT y del Comité Ejecutivo del WTTC, hizo una llamada a la unidad de ambos organismos en el marco de la IX cumbre de esta última organización que concluyó hoy en Florianópolis.
Su petición fue respaldada por todos los participantes de la reunión y, posteriormente, recogida por el secretario general de la OMT, Taleb Rifai, y el presidente del WTTC, Jean-Claude Baumgarten, que se comprometieron a establecer un nuevo marco de cooperación que reforzará el papel del turismo como un gran generador de prosperidad y empleo.
Esta unión, producto de la convergencia de las sensibilidades del nuevo secretario general de la OMT y del presidente del WTTC, permitirá trasladar un único mensaje a los principales líderes internacionales sobre la importancia del turismo como uno de los principales elementos de la recuperación económica del mundo, declaró hoy a EFE José Luis Zoreda.
El anuncio de esta nueva alianza entre ambas organizaciones, que convierte en "histórica" la IX cumbre del WTTC, vino precedido por "una ducha fría", que fue la visión sobre la recuperación económica del profesor de Economía de la Universidad estadounidense de Harvard Martin Feldstein, antiguo asesor de los presidentes de EEUU George Bush padre e hijo.
Este experto, también nombrado miembro de los asesores económicos del nuevo presidente Barack Obama, expuso que la recuperación económica en EEUU y Europa se verá, en el escenario más optimista, en el curso del 2010 y, sin embargo, en los países emergentes como China o Brasil, ésta llegará más rápido.
En su opinión, ese año la economía del gigante asiático, que será la primera en recuperarse, estará creciendo ya en torno al 6%.
El crecimiento de las economías emergentes favorecerá la recuperación del turismo, ya que permitirá mejorar la capacidad adquisitiva de sus ciudadanos y, con ello, aumentarán también los viajes.
No obstante, advirtió de tres factores negativos para el turismo: la propensión al ahorro, un nuevo cambio de las tecnologías (las videoconferencias sustituyen los viajes de negocios) y el riesgo de una nueva subida de los precios del petróleo (a 100-110 dólares por barril encarece el transporte).
Asimismo, al contrario del criterio que se ha establecido, entre otros países, en España, de que el turismo había entrado el último en esta crisis y saldrá de ella el primero, el subgobernador del Fondo Monetario Internacional (FMI), Paulo Nogueira Batista Jr., aseveró que el sector turístico la sufre más que nadie y, en cambio, se beneficia más que nadie de los momentos de bonanza.
Ante este panorama sombrío, el anuncio de la unión entre la OMT y la WTTC ha sido una nota optimista, ya que contribuirá a que en la próxima cumbre del G-20, al menos, se mencione el turismo, un sector de bajo reconocimiento en la mayoría de los países, pese a que emplea a 220 millones de personas, el 8% del total, y genera el 9% del PIB mundial.