Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 34% de los adolescentes y el 24% de los adultos españoles padece sensibilidad dental

El 34 por ciento de los adolescentes y el 24,3 por ciento de los adultos españoles padece sensibilidad dental, unas molestias que afectan, a nivel general, a una de cada tres personas de entre 18 y 54 años, según se desprende del 'Estudio Sanitas de Salud Bucodental'.
"En los últimos años se ha constatado un incremento notable de pacientes con sensibilidad dental debido al consumo de bebidas acidogénicas, como refrescos carbónicos o zumos ácidos, y por el uso indiscriminado de productos de blanqueamiento dental sin supervisión. La sensibilidad dental es la causa más frecuente de dolor dental, un trastorno que suele aparecer entre los 18 y los 40 años de edad", ha explicado la responsable de Dirección Asistencial de Sanitas Dental, Patricia Zubeldia.
Además, prosigue, si no se trata "correctamente" puede desencadenar la aparición de caries, gingivitis o periodontitis, por lo que ha destacado la necesidad de acudir al dentista al detectar esta especial sensibilidad en los dientes. Y es que, pese a los datos de prevalencia de la sensibilidad dental, sólo un 7,1 por ciento de los afectados ha acudido al dentista para tratar este problema.
"Unos correctos hábitos de salud bucodental y el diagnóstico por parte de un odontólogo son esenciales para prevenir este problema, ya que un cepillado de dientes correcto o una dieta sana y equilibrada en la que no se abuse de alimentos de elevada acidez son acciones que evitan la aparición de la sensibilidad dental, lo que pone de manifiesto la importancia de la prevención en la salud bucodental", ha recalcado Zubeldia.
CAUSAS DE LA PÉRDIDA DE PROTECCIÓN DENTAL
En este sentido, la experta ha alertado de que el cepillado dental inadecuado en fuerza y/o frecuencia, una pasta dental abrasiva, las comidas y bebidas con ácido, como el maíz, las aceitunas, los lácteos o las bebidas alcohólicas, o la fuerza excesiva de la masticación son algunas de las principales causas de la pérdida de la protección dental, cuyo desgaste deriva en la sensibilidad dental.
Sin embargo, ha informado de que hay otros factores que también influyen en la aparición de sensibilidad dental como patologías generales o ciertas situaciones que provocan un medio oral ácido como, por ejemplo, los problemas estomacales y psicológicos, así como ciertas profesiones como los catadores de vino o los panaderos.
Ante esto, Zubeldia ha recordado que existen tratamientos reversibles, como las pastas dentales específicas o enjuagues, así como irreversibles, los que tapan de forma permanente la zona desgastada o descubierta de la dentina, de tal forma que eliminan la hipersensibilidad dentinaria.
Las alternativas van desde la utilización de vidrio ionómeros, resinas compuestas o cirugías de injertos, hasta los tratamientos de conductos (endodoncia). "Es importante seguir las recomendaciones del odontólogo y evitar abusar de alimentos como tomates frescos, cítricos y bebidas carbonatadas, acciones que ayudan a reducir y mejorar el malestar provocado por la sensibilidad dental", ha zanjado.