Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los alemanes, 'a la contra'

Joachim Löw, entrenador de la selección alemanaEFE
Si los alemanes no quieren que los centrocampistas de España les den una lección de fútbol en la final, deberán sacar su mejor juego. Por ejemplo, el que mostraron frente a Portugal. El seleccionador Joachim Löw tiene la ventaja de que sus jugadores se enfrentan con un equipo que está cómodo con el balón, lo que implica que Alemania podrá jugar como prefiere: a la contra.
Funcionó a la perfección en la victoria por 3-2 ante Portugal en los cuartos de final, donde estuvieron alerta en defensa y devastaron a la contra y en las jugadas de estrategia a balón parado.
No obstante, su juego bajó de nivel en la semifinal ante Turquía. Los jugadores entregaron la pelota constantemente, el centro del campo mostró poca creatividad y fueron afortunados de lograr una victoria por 3-2 en los últimos segundos del partido. Löw probablemente se mantenga fiel a su esquema 4-5-1 que funcionó tan bien ante Portugal y les permitió superar a Turquía por los pelos.
En todo caso, España es incluso mejor que Portugal y si Alemania pretende ganar su cuarta corona europea, sabe que sus jugadores no pueden cometer fallos.
Este  viernes Löw hizo unas declaraciones en las que aseguraba sorprendido que España ha evolucionado a lo largo del torneo a un rendimiento muy impresionante. Además reconoció que están jugando a un gran nivel y son muy fuertes técnicamente. "En comparación con los portugueses elaboran un juego más variable. Los centrocampistas intercambian posiciones todo el tiempo y suben al ataque. En ese sentido son incalculables". BRG