Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La guerra de los anuncios electorales en la carrera hacia la Casa Blanca

La campaña electoral estadounidense ha sido de todo menos aburrida. Los candidatos han echado mano al insulto, al apoyo de los famosos, a las acusaciones de corrupción y hasta el humorismo. El objetivo común del republicano, John McCain es el mismo que el del demócrata, Barack Obama. Ambos luchan por conseguir el favor de los electores y llegar a la Casa Blanca y los anuncios electorales apuntan directo a la emotividad de los electores. La partida sigue abierta.
Lo más 'light' de la campaña electoral de EEUU han sido las pruebas de amor de la actriz Angelina Jolie y la cantante colombiana Shakira, ambas declararon su inclinación por el cambio, aludiendo directamente al candidato afroamericano. Y no fueron las únicas, otras personalidades del mundo de la literatura y el cine se han ido sumando a favor de Obama.
Eso sin olvidar la preocupadas declaraciones de Fidel Castro por la vida de Barack Obama y la reciente confesión del ex secretario de Estado, Colin Powell a favor del candidato del cambio.
Los republicanos, sin embargo, no han tenido tanto entusiasmo de parte de Hollywood, ni de otras personalidades políticas,  aunque la  última estocada de los republicanos no ha estado nada mal. La controvertida, Sarah Palin sorprendió a su imitadora en uno de los programas humorísticos más seguidos de los EEUU. Un buen golpe para demostrar que ellos están dispuestos a no tomarse nada demasiado en serio con tal de ganar.
Al margen de las muestras espontáneas o los programas los anuncios de la campaña son un derroche de imaginación y disparan directo a la emotividad de los electores. Uno de los primeros, que hay que recordar es en el que McCain compara a Obama con Britney Spear o Paris Hilton cuestionando la capacidad del candidato afroamericano para gobernar.
Los demócratas con más capacidad económica que los republicanos para financiar sus anuncios han orquestado verdaderas joyitas en materia de vídeo. 'Yes we can', una canción de moda convertida en videoclip, donde cantan Scarlett Johansson, Herbie Hancock y hasta el propio Obama es un buen ejemplo de ello.
En los anuncios republicanos el carácter nacionalista abunda, en los que se subraya el espíritu americano, una idea que refuerza la imagen que han dado algunos medios del candidato demócrata en los que lo relacionan a la cultura musulmana.
La guerra de las imágenes: El grupo de Obama divulga un documental en el que relaciona a John McCain con el banquero Charles Keating, envuelto en un escándalo fiscal por los que cumplió prisión en 1990. Con este vídeo respondían a las acusaciones de la senadora de Alaska, Sarah Palin, que criticó a Obama por sus supuesto vínculo con el extremista radical, William Ayers.
La partida en pos de la Casa Blanca está abierta y quizás todavía nos queden sorpresas por ver.ZA