Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El brazalete de Ballack desestabiliza a la Mannschaft

Ballack, desde el banquillo. Foto: Getty.telecinco.es
La armonía de Alemania durante el Mundial de Sudáfrica parece haberse trastocado después de que el lateral Philipp Lahm dijese este martes  que no tiene intención de devolver el brazalete de capitán a Michael Ballack, cuando éste se haya recuperado de la lesión que le obligó a perderse el torneo
El futbolista del Bayern de Munich realizó unos comentarios en una entrevista al periódico Bild publicada el martes, que provocó que el director técnico alemán, Oliver Bierhoff, tuviese que responder a una serie de preguntas sobre este asunto y la salida de Ballack del equipo.
Lahm aseguró en sus declaraciones al periódico 'Bild' que le agradaría mantener la capitanía. "Es obvio que me gustaría mantener el brazalete de capitán. Ser capitán de mi país me produce un gran placer. ¿Por qué debería abandonarlo?", insinuó el lateral. "Si haces tu trabajo en el campo y lo tienes bajo control, como es mi caso, uno quiere más. Quieres más responsabilidades. Quieres cuidar de todo. Ese es mi caso", resaltó el subcampeón de la Eurocopa 2008.
Bierhoff negó que la polémica hubiera afectado al combinado alemán y afirmó que "no hay desacuerdo en absoluto, ni siquiera una insinuación de conflicto". Oficialmente, Lahm es el capitán de Alemania para el Mundial, mientras que Ballack, que recientemente cambió el barrio londinense de Chelsea por su regreso a Leverkusen, mantiene la capitanía del equipo.
Ballack, que se perdió la cita internacional debido a una lesión en el tobillo, voló a Sudáfrica para presenciar junto al equipo los cuartos de final contra Argentina, pero ayer regresó a Europa, lo que provocó las primeras reacciones sobre los comentarios de Lahm, que podrían haber afectado al mediocentro alemán."No es el caso, Ballack visitó al equipo en Sicilia, antes del Mundial y siempre se estuvo de acuerdo en que visitase al equipo en los cuartos de final", indicó Bierhoff.
"Desafortunada casualidad"
"Es una casualidad desafortunada el hecho de que coincidiese la salida de Ballack y las declaraciones de Lahm", afirmó Bierhoff en una conferencia, en la que añadió que el regreso del mediocentro a Europa se debía a que necesitaba continuar tratándose su tobillo. "Se siente bien y tuvo un excelente fisioterapia, afortunadamente se está recuperando asombrosamente rápido... ahora necesita mucha rehabilitación, facilidades especiales y mucho tiempo", agregó el director técnico.
"Michael no quería ser una carga para el equipo. Sabía que su recuperación era un proceso que necesitaba tiempo, así que decidió que lo mejor era regresar a Luxemburgo para continuar el tratamiento", indicó Bierhoff. "Tenemos libertad para hablar en el equipo y necesitamos jugadores que gustosamente expresen lo que sienten.
Parece que porque un jugador diga que está a disgusto por estar fuera, todos debemos molestarnos por su disconformidad?", dijo Bierhoff, que desveló que si Alemania alcanza la final, Ballack regresará a Sudáfrica para animar al equipo. Por último, el director técnico teutón señaló que "al final el que decide quién es el capitán es el seleccionador".
 Aguijonazo de Matthäus
El ex internacional alemán Lothar Matthäus ha recomendado a Michael Ballack que renuncie voluntariamente a la selección. "El equipo juega mejor sin Ballack y tiene éxito; otros jugadores han asumido el liderazgo y se han formado nuevas jerarquías".
Matthäus considera que Ballack ha sido un jugador importante para Alemania y que entiende su ambición y deseo de regresar, pero agrega que "no se hará otra vez joven" y que demostraría "grandeza" con la renuncia. Además, según el ex del Bayern de Munich, la renuncia sería mejor opción que la no convocatoria por parte del seleccionador.