Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La calle ganadora

Podría tratarse de un universo imaginario por John Lennon 

Pero estamos en la calle Joan Blanques, en el barrio de Gracia, y sus creadores, en vez de tocar la guitarra, juegan a las cartas tras horas y horas de trabajo. Cambiamos de calle, porque aquí las cajas de madrea son la materia prima para recrear este mundo circense 

Con las carcasas y las tripas de las obsoletas cintas de video y cassettes, se ha decorado esta calle. No miran con una sonrisa creativa como pocas. Y acabamos este viaje de ensoñación en el lejano Oeste, en la calle Verdi también hace un calor de mil infiernos, y a pocos metros de los indios las bailarinas asoman sus piernas para bailarnos un Can Can y refrescarse de paso.