Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los chimpancés cineastas del zoo de Edimburgo

El primer vídeo grabado por monos. Un grupo de estudiosos realizó un experimento con once chimpancés del zoológico de Edimburgo. Los primatólogos les dejaron una cámara de vídeo adaptada con el objetivo de descubrir cómo los simios perciben el mundo y a sí mismos. El resultado es un documental de cuatro horas que la BBC ha emitido y del que tenemos una muestra.
El documental 'Chipcam' surgió a partir de la idea de Betsy Herrelko, primatóloga de la Universidad de Stirling, Escocia, que durante 18 meses mezcló la tecnología con un grupo de 11 chimpancés, según publica el . 'Daily Mail'
La investigadora planteó dos desafíos a los monos. El primero era enseñarles cómo usar una pantalla táctil para que seleccionaran diferentes videos. Al hacerlo, podía investigar qué tipo de imágenes preferían ver.
El segundo consistía en darles la "Chimpcam", que tenía incluida una pantalla que mostraba todo lo que la cámara estaba registrando. Inicialmente, estaban más interesados en sus pares que en la tecnología de vídeo, ya que dos chimpancés compitieron para convertirse en el macho alfa, distorsionando el experimento.
Después de algún tiempo, algunos de los chimpancés aprendieron a seleccionar los diferentes vídeos. Los animales podían utilizar la pantalla táctil para decidir si ver imágenes de su recinto o de la sala de preparación de alimentos, donde el personal del zoológico prepara las comidas.
Los resultados aún tienen que ser analizados en detalle, pero parece que no prefirieron ninguna de esas imágenes en particular. Herrelko no está segura de por qué, pero podría ser que las imágenes mostradas son demasiado familiares para los chimpancés, o porque no tienen manera de pedir para ver algo diferente.
Luego, en la etapa final de su trabajo investigó qué ocurría cuando le daba la cámara a todo el grupo. Poco a poco, comenzaron a jugar con la "Chimpcam", llevándola alrededor del recinto.
En general, estaban más interesados en el visor de la cámara que en la pantalla táctil de la sala de investigaciones. Es improbable que los chimpancés hayan tratado activamente de filmar algo en particular o entender que al transportar la cámara estaban filmando.