Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cultivan plátanos modificados genéticamente para salvar vidas en África

Cultivan plántanos modificados genéticamente para salvar vidas en ÁfricaGtres

Un proyecto financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates, una gran empresaria estadounidense, pretende crear plátanos enriquecidos con cuatro veces más de vitamina A y hierro. ¿El objetivo?, intentar acabar con la falta de esta vitamina en África, ya que produce unas 700.000 muertes al año.

Según informa ABC news, la idea se ha desarrollado en la Universidad Tecnológica de Queensland (Australia). Sus investigadores han logrado crear el primer plátano modificado genéticamente para salvar vidas. Estas bananas contienen cuatro veces más de vitamina A que uno no modificado, además de contener un grado más alto de hierro de lo normal.
Estas nuevas bananas, tienen un color más anaranjado que un plátano normal, explica James Dale, uno de los principales responsables del estudio.
En muchos de los países de África la falta de esta vitamina, sumanda a la carencia de otras muchas sustancias básicas, supone un gran peligro para la población de estos países, sobre todo para los más pequeños. La falta de vitamina A en los niños puede provocar ceguera, deterioro del sistema inmune e incluso frenar su desarrollo cerebral.
Uganda es uno de los países que ha apostado ya por esta nueva fórmula en el cultivo de los plátanos y ya han crecido los primeros frutos en esta tierra.
Este nuevo proyecto cuenta con una gran investigación y trabajo detrás, ya que se han hecho varias cepas en  Queensland para  mejorar el producto hasta el objetivo deseado. Estos ‘plátanos dorados’ intentan combatir los principales problemas alimenticios que desolan los países más pobres del mundo, donde el plátano es uno de los productos más consumidos.
A pesar de las diversas pruebas que han tenido que pasar estos nuevos alimentos, aún no están preparados para su cultivo masivo, lo que llegará en seis años.  Los responsables del proyecto confían en que se puedan observar los primeros beneficios en la salud de la población a partir de 2025.