Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consumo de combustibles de automoción crece un 3,4% en 2015 y registra subidas por segundo año consecutivo

El consumo de combustibles de automoción (gasolina y gasóleo) creció un 3,4% en 2015, hasta los 26,41 millones de toneladas, encadenando así su segundo año consecutivo de subidas, según el avance provisional de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).
Los gasóleos de automoción, con 21,77 millones de toneladas (+4%), y las gasolinas, con 4,64 millones de toneladas (+0,7%) registraron incrementos en el año.
En diciembre, también volvió a aumentar el consumo de los combustibles de automoción, con un crecimiento del 3,7%, elevándose tanto los gasóleos (+4,2%) como las gasolinas (+1,1%).
El consumo de carburantes había dejado ya atrás en 2014 seis años de descensos, con lo que en el año 2015 mantuvo su tendencia alza, regresando a niveles de 2012 con más de 26 millones de toneladas.
En 2015 presentaron crecimientos interanuales todos los grupos de productos, salvo los fuelóleos (-8%). Así, el consumo de gases licuados procedentes del petróleo (GLP), creció un 12,8%, y el de querosenos, se incrementó un 4,2%.
EL CONSUMO DE GAS NATURAL CRECE TRAS SEIS AÑOS DE CAÍDAS.
Por su parte, el consumo de gas natural, tras seis años de descensos, aumentó un 4,1%, en 2015, siendo mayor el ascenso del consumo destinado a generación eléctrica (+18,8%) que en el convencional (+1,8%), mientras que desciende el gas natural licuado (GNL) de consumo directo (-13,7%).
En el mes diciembre, el consumo de gas natural experimentó un ligero ascenso (+0,9%), situándose en 30.795 gigavatios hora (GWh). Aumentó el consumo destinado a generación eléctrica (+22,6%), mientras que tanto el convencional como el de GNL de consumo directo disminuyeron, un 2,9% y un 13,9%, respectivamente.