Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adele pausa su gira mundial para visitar a una niña en fase terminal

Adele pausa su gira mundial para visitar a una niña en fase terminalTwitter

En otro loable gesto de Adele con sus seguidores, la cantante británica de 27 años ha decidido poner en pausa la gira promocional de su último álbum, '25', para poder visitar a Rebecca Gibney, una niña de 12 años residente en Belfast, Irlanda del Norte, en fase terminal. La pequeña, que sufre una parálisis cerebral, epilepsia y ceguera, es fan incondicional de la cantante y ha luchado durante años contra sus problemas sacando fuerza de su música. Gracias a una campaña orquestada por su madre en la red, su sueño se ha hecho realidad.

La famosa cantante británica de 27 años de edad, Adele, no deja de ser noticia más allá de su incontestable éxito en el mundo de la música. Si esta semana numerosos medios nacionales e internacionales se hacían eco de que había ayudado en pleno concierto en Belfast a que una pareja se diese el 'sí quiero' sobre el escenario, ahora sale a la luz su decisión de poner en pausa la gira mundial que está llevando a cabo para visitar a una niña en fase terminal.
Con solo 12 años de edad, la pequeña Rebecca Gibney sufre una parálisis cerebral, epilepsia y ceguera. Residente en Short Stand, al este de la ciudad de Belfast, en Irlanda del Norte, el pasado año los médicos le dieron solo 6 meses de vida, aunque pese a ello, haciendo alarde de una fuerza extraordinaria, ya ha desafiado a este pronóstico.
Según su madre, una de las razones por las cuáles continúa luchando contra su enfermedad reside en su cantante favorita, Adele.
Tal y como recoge BBC, la madre de Rebecca, Tracy, ha explicado que su hija lleva escuchando a la artista británica durante años, algo capaz de dibujar una sonrisa en su rostro.
"Si alguien apaga su música, Rebecca se enfada", explica.
Por este motivo, y con el objetivo de hacer feliz a su hija mientras pueda, ha movilizado a todos los usuarios de las redes sociales organizando una campaña que intentase que Adele les visitase.
Aunque todo parecía apuntar a que se trataba de una misión imposible, la cantante ha demostrado a lo largo del tiempo que está comprometida con este tipo de causas. Por ello, su manager inmediatamente se puso en contacto con Tracy y le confirmó que irían a verles a su propia casa.
De esta manera, Adele paró su gira promocional de su último álbum, '25', y acudió a expresarle todo su apoyo, ánimo y cariño a la pequeña Rebecca, haciendo su sueño realidad.
Su madre, emocionada, no dudó en expresar también en las redes sociales su gratitud y calificar el momento de inolvidable:
"Es increíble. Nunca lo olvidaré. Ahora sé que cuando Rebecca muera lo hará habiendo hecho su sueño realidad. Me hace sentir como la mejor madre del mundo. Adele me dijo que era la mejor también. Estoy muy agradecida de que haya venido a mi casa hoy".

Ahora, más allá del loable gesto de la artista, les ha invitado también a acudir como invitados a su próximo concierto.