Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amaia Salamanca y Eduardo Noriega: confesiones de amor, sexo e infidelidades

MADRID, 28 (CHANCE Muchas personas han fantaseado con ellos alguna vez; con los protagonistas de Nuestros amantes. La gran pantalla los ha unido, y en la revista digital interactiva Vis-à-Vis, los han juntado de nuevo, para hablar sobre amor, infidelidad, hijos y adrenalina. Se trata de Amaia Salamanca y Eduardo Noriega ¡Una mezcla explosiva en una sesión divertida y sensual a partes iguales! La película que protagonizan juntos es un claro ejemplo de que "un clavo saca otro clavo". Sobre el amor, Amaia, quien acaba de anunciar que espera su tercer hijo con Rosario Vauro, nos confiesa que le encantaría un amor como el de sus abuelos; un amor "para toda la vida".
MADRID, 28 (CHANCE
Muchas personas han fantaseado con ellos alguna vez; con los protagonistas de Nuestros amantes. La gran pantalla los ha unido, y en la revista digital interactiva Vis-à-Vis, los han juntado de nuevo, para hablar sobre amor, infidelidad, hijos y adrenalina. Se trata de Amaia Salamanca y Eduardo Noriega ¡Una mezcla explosiva en una sesión divertida y sensual a partes iguales!
La película que protagonizan juntos es un claro ejemplo de que "un clavo saca otro clavo". Sobre el amor, Amaia, quien acaba de anunciar que espera su tercer hijo con Rosario Vauro, nos confiesa que le encantaría un amor como el de sus abuelos; un amor "para toda la vida".
Respecto a la infidelidad, Eduardo reconoce que "el impulso es natural. Luego depende de cada uno el cómo gestionarlo". Amaia por su parte, declara que "ahora todos están muy abiertos a la infidelidad, y lo tienen muy alcance de su mano. Ya hay aplicaciones para folletear directamente". Ambos reconocen además, que ser rechazado es peor que rechazar. "El que deja, que también es doloroso, pasa el duelo mucho más rápido", declara Eduardo.
Los dos nos confiesan que no les gustaría que sus hijos siguieran sus pasos como actores, aunque como padres, matizan: "por mucho que yo no quiera, al final son ellos los que van a decidir y, por supuesto, nunca te puedes poner en su contra", señala Amaia. "Si me sale actor, le querré igual", confiesa Eduardo Noriega.
La adrenalina también tiene lugar en esta sesión, ya que ambos son apasionados de las motos. "Con los dos embarazos seguidos como que se complica un poco lo de ir en moto. Después de tener al segundo hijo cogí la moto y sentí de nuevo la libertad en mi ser", bromea Amaia.